Síntomas del Burnout, sus causas y cómo prevenirlo

Síntomas del Burnout, sus causas y cómo prevenirlo

El Burnout es un problema que afecta a una parte de la población y está directamente relacionado con el estrés crónico. El síndrome del Burnout se da sobre todo cuando las expectativas y el ambiente laboral no son lo suficientemente buenos.

En verano la mayoría de las personas trabajadoras en España se marchan de vacaciones, un espacio para encontrar estímulos que les alejan del Burnout.

A continuación, vamos a ver en qué consiste el Burnout, los síntomas del burnout y cómo prevenirlo.

¿Qué es el Síndrome del Burnout?

El síndrome del Burnout, también denominado el síndrome del trabajador quemado, hace referencia a la cronificación del estrés laboral. Es un estado de agotamiento físico, mental y emocional ligado al ámbito laboral, prolongado en el tiempo, haciendo alterar la personalidad y el autoestima del trabajador.

Según la Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo y la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional de Estados Unidos (OSHA), el Síndrome del Burnout se define como «una respuesta prolongada al estrés emocional e interpersonal crónico en el trabajo«.

Este síndrome puede llegar a tener consecuencias muy graves para las personas, tanto física como psicológicamente. Se trata de un proceso en el que el trabajador sufre la pérdida del interés por sus tareas y desarrolla una reacción negativa psicológicamente hacia el trabajo. Es muy frecuente entre ciertos sectores de profesionales, como los sanitarios, profesores/as y trabajadores/as sociales.

Al comienzo de este síndrome, las manifestaciones y el malestar solo se extiende al trabajo, pero en su fase más prolongada, el Síndrome del Burnout llega a afectar a la situación laboral, social y familiar del afectado.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha reconocido el Burnout como enfermedad, será incluida en la Clasificación Estadística Internacional de Enfermedades y Problemas de Salud.

Según la Guía del Mercado Laboral 2022, el 43% de los profesionales españoles tienen tendencia a la sensación de agotamiento o fatiga laboral. Este dato ha aumentado tras la pandemia.

Causas del Síndrome del Burnout

Una de las principales causas de sufrir Burnout es el entorno laboral y las condiciones de trabajo. Los altos niveles de estrés, las cargas de trabajo excesivo, las malas relaciones entre compañeros, la ausencia de apoyo, la poca autonomía, entre otros motivos, puede llegar a afectar a los trabajadores con un estrés crónico, llegando a provocar el Burnout.

Estas son algunas de los factores de riesgos, pero también existen otros como:

  • La organización en el trabajo, el exceso de burocratización, la falta de tiempo por mala gestión que hace que el trabajador deba hacer horas extras, lidiar con el trabajo de los compañeros de baja, todo ello puede provocar estrés y a la larga, perpetuarse constituyendo un caso de Burnout.
  • Las expectativas interpersonales que sienten algunos trabajadores respecto a su actividad laboral no siempre coinciden con la realidad. En muchos casos estas expectativas son muy altas o el empleo presente no puede satisfacerlas y por tanto se genera ansiedad, apatía o tristeza.
  • Algunas características personales también pueden afectar y suponer una mayor probabilidad de padecer el Síndrome del Burnout. Las personas conformistas, inseguras y dependientes tienen más posibilidades de sufrir estrés y, por lo tanto, Burnout.

Síntomas del Burnout

Los síntomas del Síndrome del Burnout son variados, destacan los siguientes:

Agotamiento físico y mental

El agotamiento mental suele manifestarse en forma de estrés y ansiedad, que puede llegar a desencadenar otros trastornos como el insomnio o la depresión.

El agotamiento físico puede ser muy variado según cada persona, aunque los más frecuentes son la fatiga crónica, el aumento de peso, la pérdida de apetito, entre otros.

Otros síntomas que se pueden padecer si se sufre Burnout son migrañas, dolores musculares, problemas gastrointestinales, y en el caso de las mujeres, el ciclo menstrual podría verse afectado.

Cinismo

La indiferencia, el desinterés o la falta de entusiasmo son otros de los síntomas del Burnout.  Una persona que está cansada del trabajo, inevitablemente este hecho le afecta a su comportamiento y a su irritabilidad. Este malestar puede ir más allá del trabajo y afectar a todas las facetas de su vida, por ejemplo, la familiar o sentimental.

Menor eficacia laboral

Al aumentar el malestar en el trabajo, la persona puede llegar a disminuir su rendimiento y dejar de sentirse realizada. Esto hace que se entre en un bucle indefinido de Burnout.

Existen numerosos síntomas y los mencionados son algunos de ellos, en función del tipo de trabajo y la personalidad, podrían variar y presentarse juntos o por separado en los casos de Burnout.

Cómo prevenir el Burnout

Las medidas que se deben tomar para prevenir el síndrome de Burnout son muy similares a aquellas para prevenir el estrés laboral.

Hay que identificar las causas que han producido este estrés y combatirlas, puede ser necesario la reubicación del trabajador a otro puesto de trabajo o en casos más graves, asesoramiento psicológico.

Tomarse un tiempo para valorar si el trabajo que tenemos es el ideal de acuerdo a la vida que queremos, poder permitirnos un tiempo de reflexión, ya sea en el contexto de una excedencia o, si tenemos diagnosticado el Síndrome de Burnout, a través de una baja médica, podremos trabajar con un profesional el establecimiento de una nueva ruta dentro o fuera del empleo, que permita salir del Síndrome del Burnout.

En estos meses de verano, muchas personas tienen vacaciones, es un buen momento para desconectar y olvidarse del trabajo, cambiar las expectativas sobre el trabajo y cambiar los hábitos que puede aumentar la sensación de malestar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.