El Síndrome del comedor nocturno

Cuando hablamos de TCA (Trastornos en la Conducta de la Alimentación) podemos encontrarnos con muchos tipos. Uno de ellos es el síndrome de los comedores nocturnos, un tipo de TCA, que como su nombre indica, suele ocurrir en la noche. A continuación, os hablamos más en profundidad del síndrome de los comedores nocturnos. 

El síndrome de los comedores nocturnos

El síndrome de los comedores nocturnos es un trastorno de alimentación más serio de lo que puede parecer. Cuando se sufre este trastorno, una persona puede llegar a ingerir de manera descontrolada una cantidad de alimentos, generalmente durante la noche, que puede suponer entre el 25 y 30% del aporte diario energético. Para cumplir los criterios para su posible diagnóstico y evaluación debe pasar tres meses con ingestas desmesuradas de comida. 

Las personas que sufren este trastorno normalmente suelen recurrir a alimentos ricos en hidratos de carbono. Comen muy deprisa y son conscientes de la cantidad de comida que han ingerido, los episodios del atracón suelen ocurrir dos o más veces a la semana. 

Este síndrome afecta al ciclo del sueño, las personas que lo sufren suelen tener dificultad para conciliar y mantener el sueño; y pueden tener necesidad de comer algo para poder dormir.  Otras de las consecuencias después del atracón nocturno es la imposibilidad de desayunar por la mañana, además su conducta suele ser restrictiva, a base de comidas consideradas más saludables, menos grasientas y menos calóricas, durante el día. 

Síntomas de los comedores nocturnos

Los síntomas que abarca el Síndrome de los comedores nocturnos son variados:

  • Por la mañana la persona no suele tener apetito. Se produce una alteración del ritmo biológico por el atracón producido por la noche. 
  • Dificultades para conciliar el sueño. El ciclo del sueño es uno de los síntomas que puede perjudicar a la persona, le cuesta conciliar el sueño y mantenerlo. 
  • Los alimentos más ingeridos cuando se produce la ansiedad nocturna suelen ser ricos en carbohidratos, como bollería, galletas, pizza, etc. 
  • La persona es capaz de recordar la cantidad de comida que ha ingerido, debido a la carga emocional que le supone. 
  • Las personas que sufren del síntoma se suelen sentir arrepentidas, con un sentimiento de culpa e incluso sienten angustia, al ser consciente de la gran cantidad de alimentos que ha ingerido. 
  • En periodos de estrés, aumentan los síntomas.

Causas y consecuencias del síndrome de los comedores nocturnos

El síndrome de los comedores nocturnos puede estar influenciado por diferentes causas o factores que lo favorecen:

  • En algunas personas, se encuentra la presencia de cortisol alto durante la noche, por lo que al sufrir estrés nocturno puede llegar a padecer el síndrome de los comedores nocturnos. 
  • Se puede relacionar con factores ambientales y socioculturales, además suele presentarse en personas que tienen dificultad para gestionar el conflicto.  
  • En algunos casos, el inicio de este síndrome se relaciona con trastornos de ansiedad y depresión, pudiendo llegar a incrementar la ingesta para reducir el malestar emocional, incluyendo los síntomas de ansiedad y depresión. 
  • Personas con emociones negativas que tienen dificultades para gestionar podrían recurrir a la comida para aliviar dichas emociones. 
  • Personas con baja autoestima y con cuadros elevados de ansiedad tienen más posibilidades de padecer el síndrome de comedores nocturnos. 

El problema afecta al funcionamiento general de la persona, repercutiendo de manera significativa en varias áreas de la vida: 

  • A nivel emocional, pueden observarse rasgos de ansiedad, depresión y/o baja autoestima.
  • Los hábitos de alimentación se desorganizan, con falta de horarios y organización. 
  • En relación al peso y la salud general, este síndrome puede favorecer la aparición de obesidad o el sobrepeso. 

Para tratar el síndrome de los comedores nocturnos es fundamental acudir a un psicólogo, para ver de dónde puede venir el problema, y atajarlo de raíz. En Bernús Psicología somos expertos en los Trastornos de la Conducta Alimentaria, así que si sientes que tienes algún síntoma referente al síndrome de comedor nocturno, llámanos y agenda tu cita

El Síndrome del comedor nocturno se agrava con el paso del tiempo y puede tener consecuencias nefastas para la salud, por ello lo ideal es tratarlo cuanto antes, sobre todo a nivel psicológico y nutricional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.