¿Qué es el trastorno por atracón?

¿Qué es el trastorno por atracón?

El trastorno por atracón es una enfermedad de las catalogadas como trastorno de la conducta alimentaria. Este trastorno se caracteriza por la ingestión de grandes cantidades de comida en un periodo de tiempo limitado. 

La persona que sufre de trastorno por atracón suele estar fuera de control en el momento de la ingesta. No se puede confundir este problema con comer mucho de vez en cuando. En el momento en el que la persona coma de manera excesiva y sin control, por lo menos una vez a la semana puede padecer este trastorno. 

A diferencia con otros trastornos alimentarios, la persona que sufre un trastorno por atracón no suele acudir al ayuno, los vómitos o hacer ejercicio excesivo para compensar. El trastorno por atracón está relacionado con la aparición de ganancia de peso, llegando incluso a casos de obesidad. 

Síntomas del trastorno por atracón

Hay muchos síntomas que pueden dar la voz de alarma cuando se sufre trastorno por atracón, desde síntomas conductuales y síntomas emocionales. A continuación, vamos a nombrar los síntomas más comunes. 

  • Consumir grandes cantidades de alimentos en muy poco tiempo, mucho más de lo que la mayoría de las personas ingerirían en circunstancias similares y en un periodo similar de tiempo. 
  • Recurre a los alimentos aunque no tenga sensación de hambre.
  • La ingesta de comida se hace mucho más rápido de lo habitual.
  • Pérdida de control durante los episodios de atracón, la persona siente que no puede detenerse ni controlar el impulso de consumir alimentos.  
  • La persona solo para de comer cuando se siente mal físicamente, ya sea por la indigestión o la sensación de náuseas. 
  • La frustración, la ansiedad o el estrés son momentos en los que una persona tiene mayor dificultad para regular y/o manejar lo que siente o sus emociones, y puede llegar a  recurrir al atracón. 
  • Sentir disgusto, fracaso, culpa después de cada episodio por atracón. 
  • A menudo, una persona que sufre este problema está deprimida o, incluso, puede llegar a tener depresión. ( baja autoestima, ansiedad, …)

La gravedad de esta enfermedad se determina por la frecuencia de los episodios que se realizan durante una semana. 

Formas de prevenir el atracón

Entender verdaderamente lo que supone esta enfermedad 

Los atracones de comida no implica solo un aumento de peso, con lo que esto conlleva a nivel metabólico, sino que normalmente esconden problemas emocionales. 

Dejar de buscar la perfección

Muchas personas encuentran en el atracón la satisfacción que no han podido hallar en otros momentos del día, como un buen día en el trabajo o la satisfacción de haber hecho las cosas bien. En el momento de llegar a casa, comienza el episodio de atracón. 

Seguir una alimentación saludable

Mantener una alimentación equilibrada y saludable hará que no tengas episodios en los que pases hambre y, por lo tanto, no acudas a los atracones. Sin embargo, las personas que no comen bien durante el día acaban sufriendo ataques nocturnos de atracón. 

Encontrar una distracción

Una de las formas de prevenir el atracón es tener un hobby o encontrar una distracción que implique alguna actividad que sea placentera y desvíe tu atención hacia la comida. 

Limitar el acceso a los alimentos que se consumen durante el atracón

Normalmente, los atracones se hacen con comidas calóricas, más apetecibles o las que habitualmente no nos permitimos. Por eso, una de las principales formas de prevenir los atracones es no tener alimentos que te puedan tentar en casa. Realiza una lista de la compra y cíñete a ella. Podrás evitar muchas tentaciones. 

Cómo se trata el trastorno por atracón

El principal objetivo por el que se trata el trastorno por atracón es reducir los episodios de atracones desmesurados y lograr que la persona consiga tener unos hábitos de vida y alimentación saludables. 

Los atracones suelen estar entrelazados con sentimientos emocionales, de vergüenza, culpa, falta de autoestima e, incluso, puede estar vinculado con problemas de salud mental más graves, como la depresión. 
La mejor opción para tratar el trastorno por atracón es acudir a un psicólogo especializado en este tema. En Bernús Psicología somos expertos en tratar los trastornos de la conducta alimentaria. En las consultas podré ayudarte a cambiar los hábitos pocos saludables y reducir los episodios de atracón con distintos tratamientos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.