Influencia de las redes sociales en los TCA

Influencia de las redes sociales en los TCA

Los trastornos de la conducta alimentaria son trastornos psicológicos graves que llevan consigo una mala relación y unas alteraciones relacionadas con la comida. Estos desórdenes se relacionan habitualmente con una preocupación excesiva que tiene una persona por su aspecto físico y su peso.

Los Trastornos de la Conducta Alimentaria más conocidos son la anorexia, la bulimia y el trastorno por atracón, aunque existen muchos más. Estas alteraciones se producen cuando la relación con la comida afecta a la persona física y mentalmente. Se puede llegar a tener enfermedades graves a raíz de estos problemas o incluso llegar a la muerte.

Hay que concienciar desde la infancia a las personas sobre este tipo de trastornos alimenticios, conocer que existen nos ayudará a buscar remedios para evitarlos.

Estas enfermedades han existido siempre, pero con la entrada de las redes sociales se ha potenciado entre los y las jóvenes.

¿Cómo influyen las redes sociales en los TCA?

Según el último estudio de redes sociales elaborado por IAB Spain el 93% de los españoles tienen acceso a internet y de ellos el 85%, es decir, 26,6 millones de españoles usan las redes sociales. De esta cifra el 52% de las personas tienen entre 16  y 40 años.

De estos datos podemos sacar la conclusión de que las redes sociales son bastante influyentes en la vida de los jóvenes españoles.

bernus psicologia redes sociales y trastornos de la conducta alimentaria

Pero ¿cómo afectan las redes sociales a los Trastornos de la Conducta Alimentaria?

La red social donde se encuentra el groso de las personas entre 16 y 40 años, es principalmente Instagram, aunque Tiktok la está desbancando en popularidad entre las personas más jóvenes.

Se estima que el 85% de los TCA se desarrollan durante la etapa de la adolescencia. Una de las principales causas por las que los jóvenes llegan a padecer estos desórdenes son la presión sociocultural y psicológica, por el empuje de tener un cuerpo “perfecto”, de acuerdo a unos cánones establecidos socialmente, que se potencian en las redes sociales.

Los estándares irreales de “perfección” impuestos por la sociedad desvalorizan a las personas que no están dentro de ciertos parámetros. Normalmente, vemos en las redes sociales que el éxito en la vida está asociado a unos cuerpos que se asocian a la extrema delgadez, cero imperfecciones en la piel o cuerpos musculosos. 

Otro de los factores que contribuyen a los trastornos de conducta alimentaria es el auge del “fitness”. Esta moda hace que muchas personas se obsesionen con la alimentación y el deporte. Empezar a catalogar alimentos como “buenos” o “malos” puede llegar a transformarse en un TCA, llevado al extremo. Evidentemente no todo el movimiento fitness puede relacionarse con los TCA pero es conveniente tomar conciencia y no regirse por lo que nos cuenten en las redes sociales, especialmente durante la adolescencia, etapa en la que estamos construyendo nuestra personalidad.

El movimiento “Body positive”

Aunque nos encontremos bombardeados de imágenes que nada tienen que ver con la realidad, en las redes sociales hay un pequeño grupo que visibiliza el movimiento de “Body positive”.

Este fenómeno consiste en divulgar imágenes reales de cuerpos reales y darle poder y autoridad, fomentando una imagen corporal positiva apostando por la aceptación de la diversidad corporal y por una alimentación equilibrada.

A través de las redes sociales se pretende hacer ver a las personas que nuestro cuerpo es único y especial y que lo debemos de querer tal y como es, no destruirnos física y mentalmente por tener un peso u otro o una forma física determinada.

Las personas que persiguen este movimiento piensan que es necesario alzar la voz para promover los cuerpos reales. Lo que buscan es concienciar sobre los problemas de salud que se puede llegar a sufrir si no quieres a tu cuerpo. No solo si sufres de un trastorno de la conducta alimenticia si no, simplemente para dejar de fijarnos tanto en las imperfecciones naturales y los complejos que tenemos las personas.

En conclusión, las redes sociales influyen en los trastornos de conducta alimentaria sobre todo a personas más débiles psicológicamente o con complejos severos, ya que aspiran a ser felices y a sentirse a gusto con ellos mismos por lo que ven. Por eso, hay que fomentar la positividad y aceptación entre las personas y, si en algún momento sientes que tu relación con la alimentación no es normal, acudir a un profesional lo antes posible.

En Bernús Psicología estamos especializados en este tipo de trastornos y podemos ayudar a las personas que los padecen y a su entorno a sanar su relación con la alimentación y ser más felices. Contáctanos para más información.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.