2 junio, Día Mundial de acción por los Trastornos de la Conducta Alimentaria

2 junio, Día Mundial de acción por los Trastornos de la Conducta Alimentaria

Los trastornos de conducta alimentaria son una lacra que cada día afecta a más personas en el mundo. Estos trastornos perjudican tanto a hombres como a mujeres, a personas de todas las edades. Hoy, en el Día Mundial de acción por  los Trastornos de la Conducta Alimentaria (TCA) queremos apoyar la visibilidad de los mismos en aras de la  prevención.

¿Qué son los TCA?

Los Trastornos de la Conducta Alimentaria (TCA) son enfermedades mentales y psicológicas que se relacionan con la alteración de los hábitos alimentarios. Se trata de trastornos en los que la persona afectada presenta una gran preocupación por el peso, la imagen corporal y la alimentación. 

Esto conduce a comportamientos que van desde comer descontroladamente hasta la falta de ingesta de alimentos. Debido a estas alteraciones alimentarias, se pueden desencadenar otras enfermedades físicas y mentales y, en casos extremos, llegar hasta la muerte. 

Los Trastornos de la Conducta Alimentaria se pueden curar, a través de tratamientos largos y complejos habitualmente debido a que las personas que la sufren no son conscientes de padecerlos. Resulta complicado que, una vez padeces los síntomas, seas capaz de identificar la gravedad de las consecuencias negativas del trastorno. 

Según la Fundación Fita (Entidad dedicada a la prevención, la sensibilización y la comprensión de las problemáticas de salud mental) unas 400.000 personas en España, de ellas 300.000 son jóvenes adolescentes, sufren algún tipo de trastorno de la conducta alimentaria. 

Durante la pandemia se dispararon un 20% los casos de TCA, en muchos casos agravados por la incertidumbre, la depresión o los problemas de salud mental.

El 90% de las personas que sufren algún tipo de trastornos de la conducta alimentaria son mujeres, y entre el 4% y el 5% de las chicas tienen entre 12 y 21 años, según Ita Salud Mental.  Pero, según la Asociación contra la Anorexia y la Bulimia, cada vez hay más hombres, sobre todo adolescentes, que sufren TCA. 

Tipos de Trastornos de la Conducta Alimentaria

Anorexia nerviosa

La anorexia nerviosa se caracteriza por la pérdida de peso y por la alteración entre la percepción del peso y la percepción física. Las personas que la sufren tienen un miedo atroz a ganar peso, por eso reducen la ingesta de comida. 

Existen dos tipos de anorexia nerviosa: la restrictiva, relacionada con el seguimiento de dietas, ayunos y ejercicios físicos excesivos; y la compulsiva o purgativa, que consiste, además de la restricción, en realizar atracones o purgas a través del uso de laxantes o incitando el vómito. 

Bulimia nerviosa

La bulimia nerviosa se caracteriza por realizar atracones de comida y conductas para compensar los atracones como vómitos o ingesta de laxantes. 

En los casos de bulimia nerviosa existe una preocupación excesiva por el peso, pero no en todos los casos hay alteraciones del mismo. 

Trastorno por atracón

El trastorno por atracón consiste en consumir grandes cantidades de alimentos en una sola sesión. Las personas que sufren este trastorno tienen un sentimiento de culpa tras el episodio, y suelen ser pacientes que están disgustados con ellos mismos y se sienten deprimidos. 

Características de los TCA

Los Trastornos de la Conducta Alimentaria no se producen únicamente por una sola causa, sino que en su desarrollo suelen estar implicados factores biológicos, psicológicos y socioculturales. 

La mayoría de las características en los trastornos de conducta alimentaria son comunes entre los diferentes tipos y son las siguientes:

  • Preocupación extrema por el peso y el aspecto físico. 
  • Realizar comportamientos excesivos y no saludables para controlar o bajar el peso. 
  • Sentimiento de que el aspecto físico no encaja en el marcado por la sociedad. Las personas que padecen TCA a menudo sienten que no son válidas por no encajar en unos estándares estéticos impuestos por la sociedad. 
  • Baja autoestima.
  • Tendencia al perfeccionismo patológico. 
  • Síntomas de depresión y ansiedad. 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha ubicado a los TCA entre las enfermedades mentales de prioridad entre los niños y los adolescentes por el riesgo para la salud que implican. Por eso es muy importante saber prevenir y actuar rápidamente cuando se aprecian los primeros síntomas de estos trastornos. 

En Bernús Psicología somos especialistas en atender a personas con TCA y a sus familiares y apoyamos la divulgación de los trastornos de la conducta alimentaria porque creemos en la recuperación y en la importancia de la prevención.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.