5 Claves para tener una relación de pareja sana

5 Claves para tener una relación de pareja sana

Una relación de pareja sana tiene efectos muy positivos para las personas, aunque es evidente que también se puede ser feliz sin tener pareja. No debemos caer en el tópico de que una pareja sana es una pareja perfecta, la perfección no existe cuando se trata de temas sociales, de asuntos que incumben a las personas. Toda relación tiene sus defectos y debilidades, lo importante para tener una pareja sana es que las personas estén dispuestas a convivir y a atender las posibles dificultades. 

Los conflictos en las parejas generan más conflictos en otras áreas de la vida de las personas. Estos conflictos pueden afectar a la vida familiar, laboral o las relaciones afectivas con amigos y familiares. 

Una relación de pareja sana se puede definir como un espacio relacional que ofrece dedicación, esfuerzo, amor, sinceridad, cariño y respeto, impidiendo que exista maltrato físico o emocional, comportamientos abusivos o controladores. 

La relación de pareja sana debe estar compuesta por los elementos que hemos mencionado antes para consolidarse y mantenerse en el tiempo de forma saludable. 

A menudo encontramos difícil ese equilibrio para mantener una pareja sana, ya que la sociedad en la que vivimos no favorece precisamente las relaciones de parejas saludables. La música, las películas y los medios de comunicación en muchas ocasiones muestran un amor que no es real y este estereotipo no propicia las relaciones sanas. 

Así mismo, las redes sociales han revolucionado nuestra forma de relacionarnos con los demás, dando lugar a nuevos escenarios. Son herramientas fabulosas para conectar con los demás pero a la vez constituyen un nuevo espacio que hay que saber gestionar de forma sana. 

A continuación, te propongo 5 claves para mantener una relación de pareja saludable en el tiempo. 

Claves para tener una relación de pareja sana

Libertad en la pareja

La libertad en la pareja es entender que la otra persona no te pertenece, es entender que esa persona ha decidido por ella misma mantener una relación contigo. 

Se debe respetar el espacio y la intimidad de la otra persona. La pareja es la unión de dos personas, cada una con sus gustos, sus amistades y su manera de ver la vida. No es necesario, hacerlo todo conjuntamente. 

Compartir experiencias con otras personas, harán que la relación sea más fuerte, sana y nos prevendrá de caer en las inseguridades.

La comunicación, un pilar fundamental

La comunicación es uno de los pilares básicos de la relación en pareja. El diálogo entre las personas puede evitar muchos conflictos. Cuéntale cómo te sientes, como te ha ido el día, cuáles son tus problemas o dudas. Una relación consiste en tener un proyecto de vida en común y para saber lo que piensa la otra persona lo principal es una buena comunicación. 

Solucionar los problemas a través del diálogo, negociando y llegando a un acuerdo, unirá más a la pareja en vez de hundirla en rencores y reproches. Se debe aprender a discutir de una forma constructiva, comunicando de forma asertiva, desde el respeto.

Visión diferente del mundo

No tienes que ver el mundo de la misma manera que tu pareja.  Habéis crecido en ambientes distintos, con una educación y unas circunstancias diferentes.

No tienes por qué compartir la misma visión u opinión con tu pareja en muchas cosas, pero debes entender que piensa y siente distinto a ti. Te ahorrarás muchos problemas si lo ves desde esta perspectiva.

Compartir tiempo de calidad en pareja

Compartir tiempo de calidad con tu pareja es fundamental para no acabar teniendo una vida rutinaria y apagar la pasión. 

El ritmo de vida ajetreado en el que estamos sumidos no siempre deja tiempo para dedicar a nuestra pareja, pero como todas las relaciones hay que cuidarlas y mantenerlas, por eso es muy importante tener como prioridad tener tiempo de calidad con la pareja. 

Ir a cenar, un paseo por el parque, ir al cine y ver la película favorita o una escapada de fin de semana. Cualquier acción que os genere emociones positivas y buenos recuerdos, la debéis cultivar. 

Respeto y confianza

Dos de las palabras fundamentales para mantener una relación sana. El amor se basa en el respeto y la confianza hacia la otra persona; si esto no existe, no se puede construir una relación amorosa saludable. 

En el momento que una pareja deja de respetarse y de tener confianza está destinada al fracaso, además puede ser el principio de un vínculo tóxico y peligroso.

Llevando a cabo estas claves para tener una relación de pareja sana, una pareja podrá funcionar a largo plazo de manera satisfactoria. La libertad, el respeto y la confianza son puntos claves para una relación saludable, así que disfruta de tu relación sin descuidar estas claves.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.