Lo que sientes cuando sufres bulimia: prevención, síntomas y tratamiento

Lo que sientes cuando sufres bulimia: prevención, síntomas y tratamiento

La bulimia nerviosa, comúnmente conocida como bulimia, se trata de un trastorno alimentario que puede llegar a ser muy peligroso para quien lo sufre. Las personas con bulimia padecen episodios en los que ingieren una gran cantidad de comida y posteriormente, recurren a diversas acciones pretendiendo evitar el aumento de peso, como  la toma de laxantes o inducir el vómito. 

Esta enfermedad afecta a más mujeres que a hombres y es más común en la adolescencia, lamentablemente cada vez en edades más tempranas. En España, una de cada 20 mujeres entre 12 y 21 años tienen problemas con la comida.

A las personas que sufren este trastorno de la conducta alimentaria habitualmente les preocupa su peso y su aspecto físico. Es posible que se juzguen a sí mismos severamente por los defectos que perciben que tienen, siendo esto bastante peligroso, porque muchas veces no concuerda con la realidad. 

Lo más visible en este tipo de trastornos alimenticios es la comida, sin embargo, advierten los expertos, lo peor es siempre lo que está detrás, aquello que el trastorno oculta. Afortunadamente con el tratamiento adecuado se puede superar esta enfermedad. 

Síntomas de la bulimia

Existen muchas formas de detectar la bulimia, los pacientes que la sufren tienen los siguientes síntomas:

– Se preocupan en exceso por su forma corporal y su peso. 
– Viven con un miedo atroz a aumentar de peso. 
– Repiten episodios donde ingieren grandes cantidades de comida de una vez.
– Sufren ansiedad por la comida. Sienten que pierden el control en el momento del atracón. 
– Fuerzan el vómito inmediatamente después de las comidas. 
– Abusan de laxantes, diuréticos o enemas después de comer.
– Hacen ejercicio excesivo para no aumentar de peso.
– Ayunan, evitan ciertos alimentos y restringen las calorías. 
– Sufren de caries dentales e inflamación de las encías. 
– Padecen pérdida del esmalte dental por la exposición repetida a los jugos gástricos. 

Estos síntomas no se presentan en todas las personas que sufren bulimia ni se presentan a la vez necesariamente.

La gravedad de este trastorno alimenticio viene dada por la continuidad y el número de veces que se realiza los atracones y las purgas, pudiendo llegar a ser verdaderamente peligroso para la salud psicofísica de la persona. 

Prevención de la bulimia

La realidad es que falta mucha información en la sociedad para conseguir una prevención como tal, que permita la detección precoz y concienciación de la gravedad de la bulimia y otros trastornos de la conducta alimentaria.

Ante señales de alarma, se puede guiar a la persona que está empezando a mostrar síntomas hacia un pensamiento y comportamiento más saludable y sobre todo orientarle a buscar ayuda en un profesional especializado en trastornos de la conducta alimentaria para que la situación no empeore, antes de que las consecuencias sean irreparables. 

Puedes ayudar a las personas que tienen síntomas de bulimia de diferentes formas:

– Refuerza una imagen corporal saludable, ayudándole a tener más confianza con su cuerpo y apariencia. 

– Evita los temas de conversación relacionados con el peso delante de esa persona, centra las conversaciones en cualquier otro tema.

– Si notas que tiene problemas con la comida, que pudieran indicar un trastorno de la conducta alimentaria, trata de ayudar de la forma más natural que pueda necesitar la persona, orientándole a buscar ayuda profesional.

Si eres tú la persona que estás empezando a tener síntomas:

– Intenta disfrutar de las comidas familiares sin pensar en el peso. 

– Piensa en tus cualidades personales, lo que se te da bien, lo que valoran los demás en ti, lo que te gusta hacer. Trata de enfocarte en cualidades internas, como la inteligencia, las habilidades sociales, etc.

– Olvídate de las dietas milagros y las que priman el ayuno o el consumo de suplementos o laxantes para bajar de peso. 

– Para evitar que los síntomas vayan a más, habla con tu médico de atención primaria o busca un psicólogo especializado. En Bernús Psicología podemos ayudarte.

Cómo se trata la bulimia

El tratamiento para la bulimia depende del grado de gravedad en que se encuentre la enfermedad. Aunque la combinación de terapia y medicamentos puede ser el tratamiento más eficaz para superar este trastorno alimenticio. A continuación se comparten pautas que pueden ayudar a tratar la bulimia nerviosa:

– Psicoterapia o asesoramiento psicológico, en estas consultas se invita al paciente a hablar sobre sus problemas relacionados con la alimentación y su imagen corporal. 

– Medicamentos. Los antidepresivos pueden ayudar a paliar los síntomas de la bulimia, pero siempre y cuando se tomen de la mano con la psicoterapia. 

– Educación nutricional. Un profesional de la nutrición puede ayudar a crear un plan de alimentación saludable para conseguir buenos hábitos alimentarios y superar la bulimia. 

– En el hospital. Si los síntomas son graves y complican la salud del paciente, la situación podría requerir tratamiento hospitalario. 

La recuperación total es posible aunque es larga. Muchas personas se recuperan de la bulimia, pero en ocasiones, algunos de los síntomas tardan más en desaparecer o persisten, y pueden darse recaídas durante el proceso de recuperación. En las épocas de mayor estrés pueden reaparecer los periodos de atracón y purga a lo largo de los años. Si ocurre esta situación, lo ideal es tener un seguimiento con tu médico, nutricionista o psicólogo para no llegar a volver a sufrir el trastorno de alimentación.

Hemos conocido un poco más esta enfermedad que aún supone un tabú en muchos contextos de nuestra sociedad, hemos hablado sobre las posibilidades de prevenirla y las maneras de enfrentar la situación de forma positiva, estableciendo relaciones sanas con la comida y controlando el estrés para evitar la recaída. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.